Salir del closet

2 Aug

Es difícil continuar una vida normal cuando el mal olor impide efectuar las tareas básicas para sobrevivir, por ejemplo algo tan fundamental como ir a trabajar se convierte en una odisea.
Cómo enmascarar el olor nauseabundo? Cómo hacer para no someter al prójimo a aguantar esta peste? Cómo seguir perteneciendo al género humano cuando nos convertimos en Miss Alcantarilla?

Y entonces tratamos de esforzarnos con perfumes, brevajes, lavados con medicamentos a toda hora, todos esfuerzos vanos ya que este olor es como un ácido fantasma que escandalosamente invade cualquier habitación que visitemos.
Es hora de juntar mucho coraje y salir del closet: es hora de charlar lo mas amenamente posible con los compañeros de oficina sobre lo que te está pasando. Explicarles que la causa del olor son tus pies, y que no es por falta de higiene, sinó porque se trata de una enfermedad casi incurable. Que estás bajo supervisión médica continua y buscas un tratamiento incansablemente.

En mi caso, primero lo confesé a la compañera de oficina con quien tenía mas confianza y al día de hoy todavía me sorprendo por la calidad humana de esa persona. No sólo me buscó el mejor dermatólogo que conoce quien nunca me cobró un centavo por las consultas médicas (el tratamiento no sirvió pero era esperable), sinó que siempre me cubrió en todas las tareas que me daba verguenza efectuar por mi olor, principalmente atendiendo al público. De a poco otros compañeros se solidarizaron, encima tienen un sentido del humor maravilloso e hicieron mis días mas llevaderos con pequeños gestos cotidianos y mucho afecto.

No sé si trabajo en el mejor lugar del mundo, no sé si mi caso es especial, pero lo que sí se es que una vez que confesé mi condición médica sentí un alivio enorme, me había quitado esa piedra que sentía en la garganta y me impedía llevar la frente en alto.

Así que si te encuentras en una de esas crisis donde ni siquieras puedes salir a la calle a enfrentar el mundo, intenta salir del closet con tus allegados. Te sorprenderá descubrir que la gente valiosa que te acompañó en las buenas épocas, también lo hará en las malas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: