Tag Archives: autodiagnostico

Sommelier de fetidez

9 Mar

Hay tres microorganismos importantes que generan el mal olor en la piel: hongos, bacterias gram positivas, y bacterias gram negativas.

Lo ideal es que el médico te indique un cultivo para aislar el agente que causa el mal olor, pero todos sabemos que muy pocas veces sucede.
Muchos deben convivir con este mal olor de pies durante años o décadas (no exagero) porque se acabaron las opciones terapéuticas que ofrece un médico.
Automedicarse definitivamente es peligroso, pero es un riesgo aceptable si implica terminar con este triste capítulo de tu vida. Ay, qué tema tabú eh! He llegado a un punto de frustración tal que cada consejo de ‘ve al médico que te curará, para eso ha estudiado’ me produce ansias de matar.

El olor también puede ser un factor diagnóstico importante. Se puede llegar a identificar las bacterias/hongos por el olor que generan, ya que tienen características diferentes.

Hongos/dermatofitos: Emiten un olor mustio, a perro mojado, a veces olor a queso. Sensibles a la terbinafina 1% en crema. A veces la piel acompaña descamación entre el dedo chiquito y el anular, pero cuando esto se manifiesta es porque la infección está muy avanzada.

Bacterias gram positivas: El olor es pungente, traspasa el calzado, llena rápidamente una habitación con su olor desagradable. Se necesita aplicar mupirocina con betametasona para que penetre la piel y en lo posible acompañar con un antibiótico oral como la tetraciclina o cefalosporina (este último nunca lo probé pero mi dermatóloga sabia lo ha mencionado). La enfermedad típica que producen es la Queratolisis Punteada que recién se diagnostica en el estado avanzado en que aparecen leves perforaciones en las plantas de los pies.

Bacterias gram negativas: El olor es mustio pero dulzón. Mas resistentes a los antibióticos, resultan complicadas de eliminar, pueden tratarse con ácido fusídico 2% con betametasona para que penetre la piel.

Con la bromhidrosis, el PH de la piel se desequilibra por completo y genera un caldo de cultivo para que proliferen alguno de estos 3 villanos. Quizás esté funcionando un tratamiento dirigido a las bacterias gram+ pero eso genera un ambiente adecuado para el crecimiento de los dermatofitos, y vuelve el mal olor por culpa de los hongos y no de las bacterias. Hasta que nos damos cuenta de esto puede pasar mucho tiempo y muchas situaciones de angustia. Por eso es fundamental estar alerta a estos cambios de olor.

No tengo mucho tiempo para seguir escribiendo ahora pero mas adelante recopilaré los detalles de cada uno de estos microorganismos y actualizaré el blog. Les mando un beso y sobretodo un abrazo grande a Víctor, por favor no te rindas.

Advertisements